06
Nov
08

Soy nacionalista. ¿Es malo? Por Jipifeliz.

Desde que en la época de la horrible dictadura se nos impidió usar nuestra lengua, nuestra cultura y nuestras costumbres, desde entonces me sé nacionalista.

Los políticos han corrompido el concepto de “nacionalismo” que en su día nació como algo necesario, y el maniqueísmo y la manipulación lo han empobrecido de forma clara, aunque seguimos vivos.

De política en la red, cero de un total de cero a la hora de expresarse, un poco de cordura indica la necesidad de no atacar estos temas por lo muy complicado que resulta expresarse y ser entendido, pero soy valiente y el ataque llegará. El aspecto cultural de la cuestión nacionalista es lo único que me motiva a publicar esta reflexión.

Los que nos alegramos de que la ESA funcione bien y logre avances independientemente de los que nos ofrezca la Nasa, pues como que somos nacionalistas, el nacionalismo creo que no se limita a un país pequeñín o un determinado área geográfica, por lo tanto presentarse como ciudadano europeo es un acto de nacionalismo, los únicos que no lo parecen son los que se presentan como “ciudadanos del mundo”.

La globalización que ha traído la acumulación indecente de las riquezas y el expolio multinacional de los recursos, e hundimiento mucho mas acelerado de las economías emergentes y el aumento de la pobreza global, sólo tiene un rival que luzca decencia intelectual a la hora de al menos pedir cordura global, y somos los nacionalistas, la única arma que tenemos contra la homogeneización cultural es el nacionalismo, guste o no guste.

Tratar de conservar el idioma castellano en las relaciones internacionales es nacionalismo, lo contrario, aceptar el unitarismo lingüístico y cultural, no sé que nombre ponerle.

Parece ser que a todos nos gustaría ser modelos del “sueño americano”, renegamos de las culturas milenarias y nuestras lenguas, nuestras costumbres y nuestros modos de pensar, en pro de no se qué mejora intelectual o social, cuando la diversidad y la multiculturalidad son la mejor base para el avance social y la posible mejora de las condiciones sociales del humano ajeno, sea independentista u no lo sea.

Amar al indio de la selva que pierde a diario su fauna y flora a manos de madereras, es nacionalismo, defender la cultura del indígena australiano o el pastor de la estepa mongola, es nacionalismo.

Si el devenir de la globalización fuera dirigido decentemente, yo no sería nacionalista, si se respetara mi cultura diferenciada en el interior de una comunidad multicultural, yo no sería nacionalista, si en definitiva el respeto a la diferencia y la tolerancia al distinto fuera una constante, yo no me sentiría tan necesitado de saberme nacionalista, y no lo soy porque desee mayor protagonismo de mi propia cultura, lo único que deseo es conservarla, cuidarla y desarrollarla, que no le veo gracia ninguna en ir restando o eliminando diversidad para obtener limpieza étnica y cultural, esa manía de apreciar en el diferente de idioma y costumbre inferioridad debiera eliminarse, considerar a los nacionalista minoría, cuando hace pocos años que hemos inventado un nuevo nacionalismo llamado Europa, cuanto menos me parece irrisorio.

Yo no cambio mi cultura milenaria por una novedosa americana o asiática, lo que quiero conservar con mi carácter nacionalista es mi cultura, como el indio de las montañas de Vietnam o el indígena desnudo del Orinoco, y sí, mucho tarado y loco da una imagen horrible, pero no es mas nacionalista el tarado de un txoco que el que se pone como loco cuando su equipo de fútbol marca un gol, el nacionalismo descerebrado no es sólo el de los pueblos vascos, tarados hay en todos lados

Cuando defendemos el “castellano” frente al inglés como idioma científico o divulgativo, hacemos nacionalismo cultural, pues sabemos que pueda ser muy negativo perder las raíces de nuestra cultura ligadas umbilicalmente al lenguaje, y eso no impide que a nuestros hijos les eduquemos en el conocimiento y desarrollo del idioma ingles, porque idiotas no somos y todo suma, y si para nuestros hijos puede sumar la cultura, ¿porque habrá de restar en vida propia?

Ser nacionalista y defender la propia cultura no resta puntos al saco de la cultura universal, pero seguir eliminando culturas en todos sus formatos como demuestra la occidentalización de buena parte del planeta desarrollado, me parece poco inteligente, eso creo que sí resta mucho mucho.

Repito, mezclar política en estos asuntos de carácter totalmente cultural es negativo, confundir los “nacionalistas vascos violentos” con el sentimiento de un pueblo es craso error, tan craso como que ellos consideren a todo ajeno a su patria chica un agresor, ambas dos estupideces son del todo intragables.

La globalización es defendible a la par que obligatoria de sufrir, personalmente creo que debiéramos apreciar mayor esfuerzo en el delicado entramado de esta cuestión porque funciona mal, está mal diseñado y hacemos culpables a 4 jipis melenudos que gritamos en contra de la globalización productora de pobrezas, la que homogeneiza nuestra sociedad haciendo a todo joven similar a un personaje de las series americanas, y nosotros no somos los que vemos esas series y usamos estos ropajes, nosotros peleamos por la multiculturalidad, por la diversidad y la eliminación de fronteras, para ello hay que reivindicar el nacionalismo cultural porque de otra forma se pierde por completo el arraigo, se pierden los orígenes y eso hace que se pierda la identidad.

Este mundo es lo que hay, tener una visión amplia del devenir diario no implica que lo adecuado sea lo homogéneo, la uniformidad cultural, y si no defendemos lo propio como adecuado, si no adecuamos lo propio a los tiempos modernos, conservando el idioma y la cultura (por cierto, cuando mi tierra fue invadida por reyes guerreros que usaban “la ducha” una vez al año, aquí teníamos leyes del Mediterráneo que llegaban a Turquía, decenas de pueblos que llegaron y nunca guerrearon, nuestra cultura es incluso mas poderosa y lejana en el tiempo) que tenemos conservada pese a los ataques de los “nacionalistas mas guerreros”, llegaremos antes al día en que distinguir a un californiano de un francés será imposible, ambos dos hablarán ingles y comerán fast food, no habrá diversidad y veremos feo al “diferente”, como pasa ahora pero con mas mala leche, porque los nacionalistas globalizadores y uniformistas seremos la mayoría, y eso parece que da derecho a empobrecer la cultura ajena, o incluso al exterminio de la posibilidad de desarrollo cultural.

No ser nacionalista es difícil, con saberse europeo ya se tiene conciencia de nacionalismo, pero si se aprecia realidad en esta idea, sabiéndose uno nacionalista, hay que saber que se entra en la zona de la defensa a ultranza de este sistema capitalista que tan bien funciona, de este sistema político que poco a poco pasa el rodillo al pobre y al étnicamente escaso, por lo que no hay mucho donde elegir, o defendemos el sistema americano de expansión cultural propia en detrimento de la ajena por el medio que sea, como demuestra el presente, o defendemos lo singular y lo variopinto como tesoro
cultural importante, a elegir.

Ya hemos eliminado ingente cantidad de especies animales, otras tantas o mas de las vegetales, nos queda la cultura heredada o construida durante milenios, que al parecer resultar muy igual al vecino es lo adecuado, restar culturas e idiomas parece ser adecuado para lograr la uniformidad deseada, o es lo que parece.

Políticamente, defender el nacionalismo tras el visionado de un video tan desagradable como el de los pueblos vascos radicales, cuesta, pero es tan claro el sentimiento de pérdida cultural a manos del invasor, que aunque la invasión sucedió hace cientos de años, sigue picando.

Ser nacionalista es defender las raíces, la cultura propia, aprendiendo inglés o castellano como hace la gente con inteligencia, sumando y no restando, que aunque complicado de apreciar cuando se está en la posición del vencedor, no es imposible.

Imaginen que dentro de 20 años, como los de la USA dominan fuertemente el mundo, impidan el desarrollo de otras culturas por medio de la prohibición de nuestro idioma, eso fastidiaría bastante, pues bien, no es difícil de entender para un nacido en el levante español, nuestro idioma se prohibió durante muchas décadas, es esquilmó al parroquiano de las poblaciones y se replantó el terreno con sujetos humanos de lejanas regiones, si ahora la mayoría pretende olvidar la cultura milenaria que los acogió, es resultado de la limpieza étnica que sufrimos, sabemos entender la realidad, pero mantener la cultura no solo nos ayuda a nosotros, la pérdida de toda cultura o idioma es pérdida para toda la humanidad, indefendible a todo ojo.

Ala, a pensar, que no todo el mundo está feliz con la idea de acabar siendo una estrellita más de los USA, por mucha alegría que produzca la victoria de Obama.

Jipifeliz.

Anuncios

4 Responses to “Soy nacionalista. ¿Es malo? Por Jipifeliz.”


  1. 1 alfonso
    noviembre 7, 2008 en 12:02 am

    Amigo jipi,me queda la pena de haber aprendido de niño el “cara al sol” cuándo formábamos
    en el patio “rindiendo honores” a la bandera de “la santa tradición” la de la “falange”
    y como no la bandera española “del momento”.
    No sabíamos de más bandera, pero eso sí sabíamos donde estaba la comarca de “la maragarateria”.
    Nos “edducaron” o mejor dicho nos “adoctrinaron” así,que quieres que te diga,entre loa “curas”
    y el “Nodo” pasó mi tiempo hasta que me tocó hacer la “mili” en Cartagena.
    Allí en 1969 y con 19 años donde quedé “impactado” pués habían españoles como yo,que respiraban
    el mismo aire que yo, y que hablaban con otro idioma,había catalanes,valencianos,mallorquines
    hablando un idima que desconocía.
    Con el paso de los años pensé que si a mi persona le hubieran al menos enseñado el catalán de
    niño (aprte del castellano),otro gallo me hubiera cantado en Cartagena.
    Aunque ahora o de siempre decían o dicen que el catalán estaba prohibido,en la “mili” se
    hablaba “por los codos”.
    Si de niño nos hubieran enseñado a amar los tres idiomas, imagínate si los andaluces y extremeños que fueron a “buscarse las habichuelas” a Cataluña en los sesenta se hubieran
    presentado hablando un catalán con el característico acento andaluz,probablemente hoy día
    defenderíamos los nacionalismos como la frase que había en mi habitación de niño en un
    almanaque en el que se veia a “los tres mosqueteros” y “todos para uno y uno para todos”.
    Hoy llegada la democracia,cometimos el mismo error que franco,los niños tenían al menos
    que haber aprendido un idioma al menos a elegir entre el catalá,gallego,y vasco,probablemente
    esta vez el gallo de arriba hubiera cantado con más felicidad que núnca.
    Ahora es tarde para mi gusto,y soy pesimista.

  2. noviembre 7, 2008 en 1:30 pm

    Esta mañana, con la precipitación de la hora, contesté á lo que arriba se dice por medio de un mensaje a Chapu, para que él lo pusiera aquí, y, no me dí cuenta de que podía contestar de manera directa. De eso me he dado cuenta ahora con más calma.

    No quiero cansar a nadie y no se el destino del comentario que le envíe a Chapu (me guistaría que lo pusiera a quí en mi nomnbre) y, sólo quiero dejar clara una cosa:

    Si Jipifeliz llama nacionalista a todo eso que dice, a la motivación que da para auto adjudicarse tal término, también yo soy nacionalista. Así sí.

    Del origen ancestral ni se debe renegar y, además, es de bien nacido defenderlo a capa y espada.

    Totalmente de acuerdo.

  3. noviembre 7, 2008 en 5:57 pm

    Esta mañana a las 7:06 h. escribí:

    Contestando a Jipifeliz.

    Amigo Jipifeliz he leido atentamente tu comentario, y si eso es lo que entiendes por nacionalista, creo que, todos somos nacionalistas.

    ¿Quién no tira para la suyo?
    ¿A quién no le duele su origen?
    ¿Que se humano no quiere defender lo que le dejaron sus antepasados?

    Estamos hablando de sentimientos ancestrales que, todos llevamos dentro y que nos empuja y nos lleva a ser de una determinada manera. Las raíces están ahí, y, sería renegar de lo propio dar la espalda a esa verdad incuestionable.

    Tal como lo expresas en tu buen comentario ¡totalmente de acuerdo!

    No creo que confundas lo que es tu “nacionalismo” con lo que otros entienden por tal, y, siendo así, como dije antes: Yo también soy nacionalista.

    Todos juntos en un hacer futuro y cada cual en su propia casa y con sus propias costumbres y, sobre todo, respetando al vecino y sus costumbres con su manera de vivir, con su cultura histórica que, sin lugar a ninguna duda forma parte de cada cual.

    Si el nacionalismo es eso, dentro de la cordura y el noble sentimiento, todos somos nacionalistas contigo, y, el que no opine así es que es un tarado.

    Un abrazo amigo.

  4. noviembre 13, 2008 en 6:13 pm

    Sólo soy un mero lector habitual, un paseante del blog, y me limito -por norma de amistad- a no intervenir en absoluto en este bendito reducto de avidez astronómica.

    Haciendo una excepción, quiero secundar la petición del administrador del blog: no creo que éste sea el lugar adecuado donde verter opiniones o filiaciones cuasipolíticas. De hecho, es probable que alguno de los blogueros habituales se haya sorprendido no muy agradablemente por la entrada en cuestión. El número de respuestas lo delata.

    Sr. Jipifeliz, sr. Silvera, por experiencia sé que este tipo de entradas tan excesivamente off-topic suelen hacerle un flaco favor al blog. Como analogía, vean de qué forma suelen acabar los threads sobre política en los foros de cualquier disciplina ajena a la misma.

    Como humilde lector, les ruego que no se desvíen demasiado del propósito del blog. Si es cierto que cada fórmula matemática divide por dos el interés del público general en cualquier medio de divulgación científica… Ahora, sustituyan “fórmula matemática” por “comentario fuera de lugar”.

    Y, bromas aparte, hagan como que no estoy mirando. Sigan, por favor. Mas no en este hilo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: